ACS se adjudica un contrato para construir el primer AVE en Estados Unidos

Image

El AVE a California es el proyecto más ambicioso de EEUU presupuestado en 40.000 millones de dólares.

La unión temporal de empresas integrada por Dragados y Flatiron, del grupo ACS, y la estadounidense Shimmick se ha hecho con el contrato de obras de construcción de un tramo de la línea ferroviaria de Alta Velocidad que unirá Los Ángeles y San Francisco, el que será el primer AVE de Estados Unidos, por un importe de 993 millones de euros.

El tramo adjudicado, de 105 kilómetros de longitud, discurre desde Fresno hasta el norte de Bakersfield en la zona de Central Valley y comprende 36 pasos a distinto nivel, incluyendo viaductos, pasos superiores y pasos inferiores.

Se trata del segundo tramo que ha salido a licitación dentro del plan de Alta Velocidad de California, el primero que se desarrolla en los Estados Unidos y que conectará los centros de población del estado de California, desde San Francisco hasta Los Ángeles, y continuará posteriormente al norte hacia Sacramento y al sur hacia San Diego.

La California High-Speed Rail Authority, la entidad pública de este Estado encargada de promover el proyecto, considera que la selección del grupo para la construcción de este segundo tramo del AVE constituye un hito en el desarrollo del que será el primer AVE de Estados Unidos.

El AVE entre Los Ángeles y San Francisco permitirá en el horizonte de 2029 comunicar estas dos ciudades en menos de tres horas de tiempo de viaje. ACS logra este proyecto tras construir destacados tramos de AVE en España, entre los que figura el túnel entre Figueras (España) y Perpignan que conecta con Francia bajo los Pirineos. Actualmente también participa en la construcción del AVE La Meca-Medina.